Como Hacer

¿Cómo tratar los pies secos?

Como los pies suelen estar expuestos solo en los meses de verano, a menudo nos olvidamos de ellos el resto del año cuando realizamos las rutinas de cuidado corporal. Los pies deben soportar tu peso todos los días, por lo que no es sorprendente que la piel de la planta se reseque y agriete. Pero ¿qué puedes hacer para deshacerte de los pies secos? Aprende más sobre las causas y la mejor manera de tratarlos.

¿Qué causa la piel seca de los pies?

La piel seca aparece por una falta de hidratación a la que nuestros pies son especialmente susceptibles. Están expuestos a altos niveles de calor y humedad cuando llevamos zapatos y botas estrechas, por lo que sudan mucho más que otras áreas del cuerpo. Nuestros pies son también la única parte del cuerpo sin glándulas sebáceas, responsables de producir grasa, una sustancia oleosa que protege la piel y retiene la hidratación.

Los pies secos pueden producirse por una presión constante al estar de pie, caminar, hacer ejercicio y soportar el peso del cuerpo durante todo el día. Esto causa sequedad en aquellos puntos de presión de los pies, sobre todo en torno a los talones, donde es muy probable que la piel se reseque, densifique y agriete, formando callos.

Si vas a ser mamá, te habrás dado cuenta de que tus pies se han vuelto más secos de lo normal durante el embarazo. Los pies de las mujeres pueden aumentar hasta dos números cuando están embarazadas y los cambios en los niveles hormonales traen como consecuencia una pérdida de elasticidad e hidratación en la piel.

¿Cómo tratarla?

Un exfoliante físico, como una piedra pómez o una lima para pies, ayuda a deshacerte de las células muertas de la superficie de la piel y deja paso a nuevas células más sanas. Para obtener la máxima eficacia, deberías exfoliarte los pies mientras los tienes en remojo. Mantener los pies en agua cálida durante 10 o 15 minutos mejora la circulación de la sangre y elimina la piel seca, lo que hace que sea más fácil deshacerse de las células muertas. Cuando hayas terminado de poner los pies en remojo, para secarlos debes darte toquecitos con una toalla, en lugar de frotarlos, lo que puede producir irritación.

Lo más importante es recordar siempre que debes hidratar los pies después de mojarlos, puesto que esto creará una gruesa barrera sobre la superficie de la piel que retendrá la hidratación. Si buscas una fórmula que nutra e hidrate los pies secos, prueba la Crema de coco para pies de Burt’s Bees. Nuestra fórmula con un 99,4 % de ingredientes naturales incluye auténtico aceite de coco con propiedades antiinflamatorias y antimicrobianas, ideales para tratar la piel dañada. También contiene romero, un desinfectante natural, y menta para aliviar la irritación y la sequedad.