Ingredientes

El poder del aceite de almendras en la piel

Imagen de una mujer sonriente con piel brillante, resaltando los beneficios del aceite de almendras en la piel.

El aceite de almendras ofrece gran cantidad de beneficios para la piel y la salud en general. Si sufres de piel sensible y seca, este increíble ingrediente es la respuesta a todas tus plegarias. El aceite de almendras es un hidratante natural, utilizado para hidratar y nutrir la piel.

Hemos investigado los orígenes del aceite de almendras y las muchas formas en las que mejora la salud de la piel para ofrecerte los productos de Burt’s Bees que necesitas añadir a tu rutina de cuidados diaria para disfrutar de sus beneficios.

¿Qué es el aceite de almendras?

El aceite de almendras se extrae del prensado en frío de las almendras maduras. Durante siglos, el aceite de almendras se ha utilizado para suavizar la piel y mejorar su tono. Es altamente humectante, por lo que ayuda a equilibrar la absorción de la humedad y la pérdida de agua. Además, impregna la piel rápidamente cuando se usa como crema hidratante, lo que potencia una tez más fresca y brillante.

Beneficios del aceite de almendras

Alivia la sequedad

El aceite de almendras ayuda a calmar la sequedad y la irritación, gracias a su contenido en ácidos grasos que restauran la piel al instante con una hidratación completa, dejándola tersa y suave. Posee propiedades antioxidantes que ayudan a proteger contra los daños de los radicales libres y a fortalecer la barrera natural de la piel.

Nuestra Crema para cutículas con manteca de limón nutre las uñas secas y frágiles, a la vez que las hidrata y suaviza para ofrecerte la sensación de una manicura recién hecha.

Ayuda a reducir la apariencia de las estrías

El aceite de almendras dulces tonifica la piel y reduce la apariencia de las estrías al mejorar la flexibilidad y potenciar su elasticidad. Con manteca de karité y vitamina E, la Crema para el vientre Mama Bee calma la piel durante los 9 meses de embarazo y la mantiene suave, tersa y libre de molestias antes de la llegada del recién nacido.