Productos

Cuidado de la piel para bebés con piel seca

Es normal que los recién nacidos tengan descamación y piel seca y, aunque no debemos preocuparnos, queremos que nuestros pequeños estén lo más cómodos posible. Observaremos las causas de la piel seca del bebé y cómo tratarla con eficacia gracias a la ayuda de los productos naturales para el cuidado de la piel de los bebés de Burt’s Bees.

¿Por qué los bebés tienen la piel seca?

La piel seca nos afecta a todos, pero los bebés son especialmente propensos a la descamación y los eccemas. Esto sucede porque la piel de los bebés es un 30 % más fina que la de los adultos, por lo que es más difícil que retenga la humedad que necesita para que las células cutáneas funcionen correctamente. Si no hidratamos con regularidad su piel, la sequedad y la irritación pueden aparecer.

Cuando los bebés están en el útero, una gruesa película de vérnix los protege. Tras nacer, el vérnix, después de un tiempo y entre lavados, comienza a desprenderse de la superficie de la piel, lo que provoca que la capa exterior de esta mude en un período de tres semanas. Esto es natural y esencial para el desarrollo de la piel suave y flexible del bebé, por lo que recomendamos evitar usar productos hasta que el recién nacido cumpla un mes de vida.

¿Cómo tratarla?

Hidratarla es una manera genial de tratar la piel seca, pero, debido a la sensibilidad cutánea de los bebés, debes asegurarte de usar una fórmula hipoalergénica. Esto ayuda a prevenir la irritación, puesto que las sustancias químicas que componen algunos productos de cuidado de la piel pueden ser perjudiciales. Recomendamos hidratar la piel de tu pequeño dos veces al día, sobre todo tras el momento del baño. Hidratar tras el baño crea una barrera protectora en la superficie cutánea que ayuda a sellar y mantener la hidratación.

Si buscas una fórmula que ofrezca la máxima nutrición y sea suave para la piel seca de tu bebé, prueba el Aceite nutritivo de bebé de Burt’s Bees. Esta fórmula 100 % natural, rica en antioxidantes, hidrata con suavidad y alivia la piel del pequeño para dejarla suave y flexible. El aceite de albaricoque, rico en vitamina A y ácidos grasos, renueva la piel seca y proporciona hidratación de larga duración mientras que el aceite de semillas de uva reduce la pérdida de agua y sella la hidratación.

Si prefieres una loción para bebés, te recomendamos la Loción original para bebés de Burt’s Bees. Elaborada con manteca de karité, contiene propiedades antiinflamatorias para proteger la piel de la irritación. Su fórmula exclusiva se absorbe con rapidez e hidrata la piel con delicadeza para dejarla suave y sedosa.

Para combatir aquellas zonas propensas a la sequedad y la descamación, prueba la Pomada multiusos para bebés 100 % natural de Burt’s Bees. Este tratamiento es especialmente eficaz para la dermatitis del pañal y las áreas secas colindantes, pero también funciona como un producto hidratante natural para todo el cuerpo del pequeño. Formulado con aceite de ricino, cera de abeja, aceite de coco, manteca de jojoba y aceite de almendras, contiene gran cantidad de antioxidantes que actúan de maravilla sobre la piel seca del bebé.