Productos

La mejor crema para las manos secas

La mejor crema para las manos secas

Aunque nos esforzamos por cuidar el rostro durante la rutina de cuidado corporal, es importante que no nos olvidemos de las manos, puesto que también necesitan una sesión de cuidados, sobre todo en los meses más fríos. Si no utilizas ninguna crema de manos, quizás se te reseque y agriete la piel. Las condiciones climáticas adversas son una de las razones, ya que la falta de humedad en el aire durante el invierno puede causar que las manos se resequen. Lavarte las manos con más frecuencia también puede producir sequedad, ya que los jabones y geles afectan a los aceites protectores naturales de la piel. El desinfectante de manos puede tener un efecto similar si se usa con demasiada frecuencia.

¿Cómo tratar las manos secas?

Tras lavarte las manos, te recomendamos que te las seques dándote toquecitos con una toalla, en lugar de frotarlas, y dejes una pequeña cantidad de agua en la superficie. Como la fricción puede irritar la piel, es mejor ir con cuidado, sobre todo si te lavas las manos con frecuencia. Si puedes, utiliza una crema de manos justo después, ya que las sustancias hidratantes sellarán la hidratación y mantendrán la piel suave y flexible. Pero ¿qué sustancias hidratantes son mejores para las manos secas y cómo puedes seguir cuidando de ellas? Sigue esta guía paso a paso.

Paso 1: Hidratación

¿Estás buscando la mejor hidratación para las manos secas? Te recomendamos la Crema de manos con manteca de karité de Burt’s Bees, disponible en tres deliciosas fragancias. Uno de los beneficios de la manteca de karité es que posee propiedades antiinflamatorias. Además, contiene antioxidantes, que reducen la irritación de la piel causada por los agresores externos. Con una fórmula rica en vitamina E, esta crema de manos protege la piel de los radicales libres provocados por la contaminación del aire y la exposición a los rayos UV, por lo que ayuda a prevenir los signos prematuros de la edad. Probada dermatológicamente, sin parabenos ni fragancias sintéticas, nuestra fórmula natural mezcla manteca de karité, aceite de baobab y aceite de semillas de calabaza para hidratar y nutrir la piel, lo que deja las manos suaves, flexibles e hidratadas.

Paso 2: Cuidado de cutículas

No solo la piel necesita cuidados, recuerda siempre nutrir tus uñas. Después de haber aplicado la hidratación, cuida la punta de los dedos con la Crema para cutículas con manteca de limón de Burt’s Bees. Nuestra fórmula exclusiva de aceite de almendras dulces y manteca de semillas de cacao ayuda a revitalizar las cutículas secas mientras la vitamina E y el aceite de girasol fortalecen las uñas frágiles, lo que proporciona la sensación de una manicura recién hecha.

Paso 3: Nutrición nocturna

Tras un largo día, ofréceles a tus manos un tratamiento nocturno con el Bálsamo de manos de Burt’s Bees. Enriquecida con aceites vegetales, hierbas y cera de abejas, esta fórmula 100 % natural tiene todo lo que necesitan tus exhaustas manos para recuperarse. La cera de abejas es un hidratante natural, es decir, ayuda a retener la humedad de la piel, lo que es especialmente importante mientras duermes, puesto que tu cuerpo pierde mucha agua por la noche. Los aceites vegetales tienen un papel similar para ayudar a que la piel quede hidratada, ya que forman una barrera protectora sobre ella que evita que el agua se evapore.